Escapa a las Encañizadas del Mar Menor desde tu propiedad en La Manga Club

escapadas a las escañizadas del mar menor desde las propiedades la manga club

Murcia es tierra de playas paradisiacas pero también de espacios de gran interés histórico y paisajístico. Si pasas unos días en tu propiedad en La Manga Club, además de relajarte en las instalaciones de nuestro exclusivo resort de ocio, tienes el lujo de poder conocer algunos de los lugares maravillosos de esta región que presume de diversidad de paisajes, un clima maravilloso y una enorme riqueza cultural. Si después de haber disfrutado de arena suave, aguas cristalinas, atardeceres espectaculares y todas las comodidades de las casas y apartamentos de nuestro resort de golf, quieres adentrarte por otros rincones y tesoros menos conocidos de este territorio privilegiado, no renuncies a una escapada a las encañizadas del Mar Menor. Conoce su historia y por qué están consideradas como una joya cultural y medioambiental y lánzate a explorar el litoral murciano en todo su esplendor.

En aquel paraje natural al final de La Manga, allá dónde termina la carretera y dónde las aguas del Mediterráneo se encuentran con las del Mar Menor a través de unas golas naturales, se desarrolló desde tiempos inmemoriales un arte de pesca artesanal único en el mundo, conocido como encañizada. Hoy en día, de estos laberintos de redes y cañas sólo quedan los que pueden admirarse desde el punto más al sur de las Salinas de San Pedro o más al norte de la Manga del Mar Menor. Si quieres visitarlos, desde las propiedades La Manga Club necesitarás recorrer unos 40km, menos de una hora en coche, hasta llegar a la ruta circular del “Sendero de las Encañizadas” en la que, a pie o en bicicleta, podrás disfrutar de dos horas y media contemplando todo el Parque Regional de las Salinas de San Pedro y la belleza de sus múltiples paisajes.

Una joya cultural y medioambiental junto a tu casa en La Manga Club

Para que estés preparado, antes de que tomes el camino rumbo a uno de los enclaves con más encanto de la región de Murcia, vamos a hacer un recorrido por la historia de las encañizadas del Mar Menor. La historia de las encañizadas se remonta a la Edad Media cuando los árabes, tras estudiar detenidamente el entorno natural en el que vivían y las costumbres migratorias de las especies que acudían al Mar Menor para reproducirse, aprovecharon la geografía del paisaje e inventaron una forma de pesca que no sólo fuera artesanal, sino también sostenible. Construyeron, junto a los canales que conectan el Mar Menor y el Mediterráneo, unos laberintos de cañas clavadas en el suelo fangoso marino y redes de manera que, cuando se producía el paso migratorio de los peces que volvían hacía las aguas más frías, los dirigían sin esfuerzo a unas grandes jaulas donde quedaban atrapados.

Para los pescadores era un método de pesca ideal pues los peces quedaban retenidos y, al permanecer vivos hasta el momento del consumo, sin ningún tipo de sufrimiento ni lucha por la huida, los peces conservaban toda su grasa garantizando su calidad y su sabor.

En la antigüedad existían cinco golas y encañizadas: Harco, Torre, Ventorrillo, El Estacio y Marchamalo. Hoy en día, sólo queda en activo la encañizada de La Torre situada entre las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, una zona de protección ambiental donde la empresa familiar Pescados Albaladejo sigue utilizando este tradicional método de pesca. En la actualidad, de hecho, el Mar Menor es el único lugar de España donde este ancestral, ecológico y selectivo arte de pescar sigue vivo, siendo la temporada fuerte la de otoño cuando el cambio de temperatura del agua del Mediterráneo y el Mar Menor provoca el movimiento de los peces que salen en busca de aguas más frías.

En las encañizadas se pescan doradas, magres, lubinas y lenguados pero una las capturas más populares es la del mújol del Mar Menor, un pescado muy sabroso con el que se prepara el auténtico caldero murciano que sin duda deberás probar aprovechando tu escapada. Así no sólo será un fascinante viaje al pasado por las artes prehistóricas de pesca sino también una experiencia gastronómica que invita a probar los platos típicamente marineros de la zona.

Así que ya lo sabes. Si buscas un plan diferente para aprovechar al máximo tus días en tu villa o apartamento en La Manga Club, no te pierdas la oportunidad de conocer estos maravillosos paisajes donde convergen naturaleza, pesca y cultura culinaria.

Descubre el emocionante estilo de vida y las oportunidades inmobiliarias de La Manga Club